4. Sociedad de interés social: la cooperativa

Las cooperativas son sociedades constituidas por personas que tienen intereses o necesidades comunes y que se asocian para realizar una actividad empresarial dirigida a satisfacerlas. Se inspiran en principios de funcionamiento democráticos y no tienen ánimo de lucro. Los cooperativistas aportan capital y trabajo y su responsabilidad queda limitada al capital aportado.

Sus principales características son:

  • Se basan en la solidaridad entre los socios y en el principio democrático de “una persona un voto”, con independencia de lo que haya aportado cada uno.
  • Los socios aportan capital y trabajo y su responsabilidad por las deudas sociales estará limitada al capital aportado.
  • El capital social mínimo será el fijado en los estatutos y estará dividido en aportaciones nominativas de los socios.
  • No tienen ánimo de lucro. Los beneficios (llamados excedentes) suelen reinvertirse en la empresa y, por ley, una parte debe destinarse a la creación de un fondo de reserva para garantizar el desarrollo de la cooperativa, y de un fondo de educación y promoción para la formación de los socios y la promoción del entorno local.
  • En su denominación, junto con el nombre deberá figurar “Sociedad Cooperativa” más la comunidad autónoma donde se ubique. Por ejemplo: Sociedad Cooperativa Andaluza.
  • Tributan por el Impuesto de Sociedades, pero con bonificaciones fiscales.

 

Según el grado de asociación se distinguen dos tipos de cooperativas:

  • De primer grado. Los socios son personas físicas o jurídicas. El número mínimo de socios varía entre 3 y 5, en función de cada comunidad autónoma.
  • De segundo grado. Están formadas por dos o más cooperativas de primer grado, es decir, son el resultado de la asociación de cooperativas.

 

Según el interés que une a los socios, se diferencian tres tipos de cooperativas:

  • De trabajo asociado. Sus socios son los propios trabajadores, que ponen en común sus bienes y su trabajo para producir bienes y servicios.
  • De venta. Sus socios se unen para comercializar sus productos con la finalidad de obtener unas condiciones mejores de las que tendrían por separado, como ocurre con las cooperativas agrarias.
  • De consumo. Sus socios pretenden obtener unos productos o servicios en unas condiciones más favorables de las que tendrían individualmente. Algunos ejemplos son las cooperativas de consumidores, de vivienda, de crédito, de enseñanza, etc.

 

Los órganos de gobierno de la sociedad cooperativa son:

  • La asamblea general. Es la reunión de todos los socios, en la que, como órgano máximo de gobierno, se examina la gestión social, se aprueban las cuentas anuales y se decide sobre los resultados.
  • El consejo rector. Es el órgano de gestión y representación de la sociedad.
  • Los interventores. Vigilan y controlan las cuentas anuales de la cooperativa.

 

Constitución

Para que adquiera personalidad jurídica, la sociedad cooperativa debe cumplir los siguientes requisitos formales: redacción de escritura de constitución y de los estatutos, otorgamiento ante notario de la escritura y su inscripción en el Registro General de Cooperativas.

Anuncios
Comments
4 Responses to “4. Sociedad de interés social: la cooperativa”
  1. espero y aspiro obtener conocimientos relacionado con cooperativismo turistico

  2. Rosy dice:

    me podrian dar algun ejemplos porfavor???????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadísticas del blog

    • 7,163,314 hits
A %d blogueros les gusta esto: